La escuela cubana que todos queremos

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)
Creado: Sábado, 28 Septiembre 2019 20:58
Última actualización: Sábado, 28 Septiembre 2019 20:58
Escrito por Margarita Barrios
Visto: 112

Septiembre avanza y con el nuevo curso escolar y las novedades que trae la educación Primaria, entre ellas la extensión a diez semanas de clases los grados 1ro. y 3ro., por lo tanto el curso terminará para todos el 28 de junio, según confirmó la master en Ciencias Zulima Lobaina Olazabal, directora de ese nivel de enseñanza en el Ministerio de Educación (Mined).

En este sentido, precisó que antes esos grados terminaban el 13 de junio porque no tienen pruebas finales, sino solo evaluación sistemática, y ahora «se ha adecuado el calendario escolar sobre la base de la exigencia de los programas, teniendo en cuenta la necesidad de fortalecer algunos conocimientos.

«Por ejemplo, en 3er. grado la lectura debe ser fluida y hay alumnos que tienen dificultades, también hay asignaturas que no son priorizadas y tienen menos turnos, pero están en el currículo porque son necesarias y permiten esa formación integral del alumno a la cual aspiramos.

«Con dos semanas más de clases hay más tiempo para fortalecer conocimientos y dedicar espacio a la Educación Musical, Educación Laboral, El mundo en que vivimos y el idioma inglés, entre otras materias», dijo.

Para madres trabajadoras

Aunque anteriormente se han realizado planes para atender a los niños en el período vacacional, ya se organiza ese momento para que fluya de manera ordenada. Según precisó Lobaina Olazabal es para los alumnos seminternados, es decir que sus madres trabajan. La familia debe informar si disfrutará de vacaciones en julio o en agosto, para que el niño asista al plan vacacional en el mes contrario.

«De 8:00 a.m. a 4:20 p.m. se desarrollarán actividades culturales, deportivas y creativas, así como visitas a lugares de interés cercanos al centro escolar. Los padres tendrán hasta las 5:00 p.m. para recoger a los niños. Con estas medidas estamos atendiendo un pedido de la familia que necesita trabajar con la tranquilidad de que su hijo está bien atendido», destacó.

Con respecto a las tareas para el hogar, otro tema del cual la familia también se queja en ocasiones porque alegan que a veces son excesivas, Lobaina Olazabal significó que es cierto que sucede y es antipedagógico. «El niño no puede pasar la noche haciendo tareas, hemos realizado un llamado al respecto porque sabemos que hay realidades que tenemos que transformar.

«No pueden darse cinco turnos de igual número de asignaturas e indicar una tarea de cada uno. Con una sola se pueden evaluar habilidades de varias materias», señaló la directiva, quien criticó a las familias que le hacen las tareas a los niños, «lejos de ayudar los perjudican, porque al final no realizan el ejercicio y no aprenden.

«Cada maestro tiene la obligación de preparar a la familia para que pueda ayudar al niño a estudiar y a realizar sus tareas. Para ello se realizan las Escuelas de Educación Familiar. A veces no son los padres, sino un hermano mayor, incluso un abuelo o un tío quienes asumen esa función, pero hay casos en los que no pueden colaborar por alguna razón, para eso se crean las casas de estudios o campamentos de repaso, en las cuales el alumno puede trabajar en equipo para hacer sus labores escolares», subrayó.

Educación que se perfecciona

La educación primaria, como todos los niveles de enseñanza en Cuba, participa en el 3er. Perfeccionamiento, el cual modifica programas de las asignaturas, libros de texto y sobre todo maneras de hacer a partir de una organización escolar más flexible y acompasada con la comunidad donde está enclavado el centro escolar.

En el actual curso escolar se desarrolla la 3ra. etapa de implementación de ese proceso que abarca, en el caso de la educación primaria, a 24 escuelas de todo el país. En este sentido, Lobaina Olazabal precisó que se realizan modificaciones curriculares, «no es que todo estuviera mal, hay asignaturas que no varían, pero sobre todo se actualizan según los cambios que han ido ocurriendo en nuestro país y en el mundo.

«Ejemplo de ello, precisó, es que se incluye, según el nivel de enseñanza, un acercamiento a la nueva Constitución de la República y la Ley de los Símbolos Nacionales. Otro tema que varía es lo referente a la Computación, que ahora se imparte con un concepto más amplio, en el cual no solo es saber utilizar la computadora, sino también el Internet con responsabilidad, para buscar temas que pueden interesar en esas edades», detalló.

De manera especial la directiva se refirió a las escuelas multígradas y el arduo trabajo de los maestros que allí laboran, los cuales reciben ahora un solo documento con el ajuste curricular necesario para impartir todas las clases, sin tener que manejar los libros de texto de todas las asignaturas y grados, lo cual dificultaba el trabajo.

En este sentido, reconoció al colectivo de autores que laboró en la confección de los textos y en especial por este trabajo que tanto ayuda ahora a esos docentes, «mis respetos para los humildes maestros multigrados, es muy necesario pensar en ellos», puntualizó.

Relación hogar-familia

La Directora de educación Primaria del Mined también se refirió a la relación hogar-escuela, tema que forma parte del proceso del 3er. Perfeccionamiento. «Se ha planteado, recordó, que la escuela debe ser el centro cultural más importante de la comunidad, debe estar abierta al intercambio de manera directa con los organismos que la rodean.

«De ese vínculo, precisó, también se nutre el trabajo vocacional, además que de manera general la relación con los diferentes oficios y profesiones ofrecen al estudiante una visión más amplia de su entorno y lo forma de manera integral.

«También la comunidad puede ayudar al centro escolar, con charlas, por ejemplo de salud si está cercano un policlínico; si hay una secundaria básica el profesor de educación laboral, que es un especialista, puede auxiliar al maestro de primaria, que imparte todas las asignaturas, en temas útiles para darle al estudiante una formación más amplia. De esa relación deben surgir los convenios para los círculos de interés», argumentó.

La Educación Primaria cuenta con 6 947 centros escolares y una matrícula de unos 721 250 alumnos. Base de todas las enseñanzas, de su calidad dependerá el buen desempeño del estudiante a lo largo de su vida escolar. De ahí la importancia de su perfeccionamiento y la necesidad de que la familia y la comunidad apoyen su gestión para que llegue a feliz término.

Tomado del Periódico Juventud Rebelde: 

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2019-09-27/la-escuela-cubana-que-todos-queremos